Manlio y el 2012.

Manlio Fabio Beltrones sabe que si pidiera que lo dieran por muerto para el 2012, nadie, absolutamente nadie, le creería. Pero jura que en lo que resta del sexenio “no me voy a cuidar para ser candidato presidencial…”

En charla con este espacio, el poderoso senador del PRI esgrime dos razones para explicar el compromiso que acaba de asumir. “La primera es que no quiero que me suceda lo mismo que a los que no hicieron nada en el sexenio pasado, por cuidar sus aspiraciones, y la segunda es que yo sí aprendo a la primera…”, dice.

Sabe que las elecciones las ganan los candidatos más populares. “Ellos tienen mayor ventaja que los mejores”, reconoce. Tiene claro, y lo dice con nombre y apellido, que el político más popular, en este momento, es el gobernador mexiquense, Enrique Peña Nieto.

Es más, asegura, si el mexiquense permanece a la cabeza de las encuestas hasta el 2011, lo va a apoyar sin regateos, sin restricciones. “No voy a ser mezquino como fue Bartlett, que andaba pidiendo el voto para López Obrador, o como los gobernadores del PRI que, dice Manuel Espino, se comprometieron con Felipe Calderón, o como muchos correligionarios que, después de que Roberto Madrazo resultó candidato, se dedicaron a boicotearlo”, aseveró.

Antes de abandonar el tema, el sonorense soltó el nombre de otra figura del PRI que, a su juicio, tiene popularidad y carisma para aspirar a la candidatura presidencial en el 2012: Beatriz Paredes. “En el 2011 tendré claro a quien voy a apoyar para que un miembro del PRI corrija este país, pero mezquindades no”, insistió.
* * *
Manlio Fabio, por cierto, no quita el dedo del renglón. Quiere un gobierno gabinete y secretarios de estado ratificados por el Senado de la República. “Con eso te blindas de las ocurrencias y de los gobiernos de cuates y de cuotas”, asegura. No ignora que su propuesta levanta suspicacias. Es hombre poderoso en el Congreso, y no son pocos los que creen desde allí, el sonorense buscaría controlar los nombramientos.

Para “borrar” esas suspicacias, nos declara: “Estoy dispuesto a renunciar, a tomar un año sabático, o a no participar en ninguna votación para los nombramientos. Si las suspicacias persisten estoy dispuesto a que el cambio de régimen de gobierno entre en vigor después del 2012, cuando ya no sea senador”, dice.

Para lustrar la necesidad de que el Senado intervenga en el nombramiento de los integrantes del gabinete, recurre a una imagen un tanto extraña: un hipotético triunfo de Andrés Manuel López Obrador en las elecciones presidenciales. “Podría nombrar, sin ningún problema, al señor de las ligas en Educación, a Dolores Padierna, experta en cuestiones clientelares, en Desarrollo Social, a Gerardo Fernández Noroña de secretario de Relaciones Exteriores. ¡Imagínate...!”

Beltrones está convencido de que la Secretaría de Gobernación debe desaparecer, porque los “genios de Fox” la desmantelaron. “La destruyeron, le quitaron la política, le quitaron la inteligencia, la organización…”, subraya. En su lugar, dice, hay que crear un ministerio del interior y concentrar allí a todas las policías.

“Por eso digo que es un problema estructural. El sistema de gobernanza ya fracasó. Estaba planeado para otras cosas. Hay que cambiarlo”, insiste.
El sonorense trae entre ceja y ceja otras dos reformas estructurales: Un nuevo sistema de procuración de justicia y el derecho de iniciativa a los ciudadanos: referéndum, plebiscito y revocación de mandato. “Para tener un sistema político moderno, faltan esas figuras”, afirma.
* * *
El panista Gustavo Enrique Madero será el nuevo presidente de la mesa directiva de la Cámara de Senadores. Beltrones permanecerá en su asiento de presidente de la junta de coordinación política, y Carlos Navarrete, él, se quedará con las ganas. El perredista no tiene asegurados ni los votos de los senadores del Frente Amplio Progresista, cuyo coordinador real tiene sus oficinas en la calle de San Luís Potosí. El escenario descrito tiene un 99.9 por ciento de posibilidades de hacerse realidad.
* * *
Al inaugurar la XI reunión plenaria de la bancada del PRI en la Cámara Baja, Beatriz Paredes invitó a los diputados Adolfo Mota Hernández y Javier Guerrero García, para integrarse como Secretario Adjunto a la Presidencia y Secretario de Gestión Social del CEN, respectivamente. Los nombramientos se hicieron con el acuerdo del coordinador de la bancada de ese partido Emilio Gamboa. A los dos se les menciona ya como posibles candidatos del tricolor a los gobiernos de Veracruz y Coahuila.

1 comentario:

Valle dijo...

Don Pancho
Se le "Paso" comentar que Manlio, sabe, y sabe bien que si fuera candidato le pasaria lo que a Madrazo, y que por PN votarian hasto los que nos son priistas.
El PRD no llegara al poder mientras tengan a su "Iluminado"
Saludos