Un costoso descuido

El senador del Verde, Arturo Escobar, puso el dedo donde duele. “Es absolutamente reprobable que los nombres de aquellos que participaron en un operativo de extrema peligrosidad, como el que se ejecutó en Cuernavaca, Morelos, el pasado jueves, hayan llegado a manos de los enemigos del Estado mexicano”, dijo ayer en la tribuna de la Comisión Permanente. Se preguntó: ¿Cómo puede ser que se fugue información de esa envergadura que ponga en peligro a las familias de aquellos que pierden su vida cuidando nuestra libertad?
Lo peor es que la información no fue producto de una fuga o de filtraciones al crimen organizado. Mucho menos de labores de inteligencia del narco. El nombre de Melquidesec Angulo Córdova, tercer maestre de la Marina, fallecido en el operativo que le costó la vida al capo Arturo Beltrán Leyva, se ventiló públicamente en el homenaje que en Paraíso, Tabasco, le rindieron las autoridades de la Marina Armada.
Las caras de sus familiares fueron expuestas públicamente en fotografías publicadas en los periódicos, en pantallas de televisión. Hoy están muertos. Su madre, sus hermanos, su tía. Cuatro fallecidos en total. Los agarraron solos, indefensos dormidos. Nadie velaba su sueño. ¿Ingenuidad? ¿Imperdonable descuido? ¿Falta de malicia?
No hay que olvidar que el cuerpo de Beltrán Leyva fue manipulado, vejado, exhibido sin pudor. Fue cubierto de billetes y joyas, con los pantalones abajo. Un innecesario exceso con alguien que ya no era de este mundo. El acto de venganza era previsible. Lo que no esperaban las autoridades, está más que claro, es que se desquitaran con los familiares del marino. Dejaron sin protección ese flanco, el más débil, el menos riesgoso, el más fácil para el comando de sicarios. “Fue un acto cobarde y deleznable”, definió el presidente Calderón.
El descuido resultó costoso. El país vuelve a estar a la defensiva, tras ese efímero sentimiento de avance en la lucha contra el crimen organizado que produjo la muerte del Jefe de Jefes. “El gobierno federal tiene que entender que está entrando en una lógica distinta de relación con el crimen organizado, y eso tiene riesgos importantes”, apuntó, atinadamente, el ombusdman capitalino, Luis Plascencia.
* * *
Al gobernador de Morelos, Marco Adame, se le criticó por no haber suspendido la celebración de sus bodas de plata, en Cuernavaca, luego del violento operativo contra Beltrán Leyva. Sobre el tema, el mandatario panista nos comentó que, en algún momento, el gabinete de seguridad del estado evaluó suspender el evento, pero se determinó que no hacerlo era “una señal equivocada.”

“Ese fue el análisis que se hizo de los eventos gubernamentales y privados de esos días, como el encendido del fuego del Bicentenario, que si se celebró en el Centro Histórico de Cuernavaca; presentes, la tarde del viernes, los tres poderes, el alcalde de la capital; el comandante de la 24 Zona Militar, y los delegados federales con ciudadanos representativos: La boda, aunque evento privado, mereció su propio análisis”, escribió el gobernador morelense, en un mensaje enviado al celular de este reportero.
* * *
El diputado federal panista, Roberto Gil, no irá al Servicio de Administración Tributaria, que dirige Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena, como se ha especulado en columnas. “No tengo interés”, asegura. Lo único que espera es que las versiones de su supuesta candidatura al SAT, “no sean una carta de navidad de mi suplente, o de los priistas…”, dijo el legislador.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

http://100datingwebsites.com

Anónimo dijo...

The information were very helpful for me, I've bookmarked this post, Please share more information about this
Thanks