Renuncia, por dignidad.

Vaya chasco que se llevó ayer el diputado del PRI, Jesús Ramírez Strabros. Muy orondo llegó a la Comisión Permanente con un punto de acuerdo bajo el brazo. El texto, entre otras cosas, exhortaba al Presidente de la República para que, en el marco de sus atribuciones, realice las adecuaciones necesarias en la Secretaria de Seguridad Pública del DF a fin de dar seguridad a los capitalinos. Era una forma de solicitar la renuncia de Joel Ortega, su titular.

El primer y mayor obstáculo que encontró fue en el PAN. El coordinador de los senadores azules, Gustavo Enrique Madero, le dijo rotundamente que no. “Vamos contigo, pero saca esa parte”, pidió el panista. Jesús protestó, desconcertado. “¡Les estoy haciendo la chamba y ni así…!”, dijo.
El sucesor de Creel argumentó que un pronunciamiento de esa naturaleza podría “rebotarle” a Felipe Calderón, según versión del diputado potosino.

En el PRI tampoco traen muchas ganas de usar la guillotina contra Ortega. “No vamos por cabezas”, nos dijo el senador guanajuatense, Francisco Arroyo Vieyra, cuando le comentamos el asunto. Era cierto. El punto de acuerdo fue turnado a comisiones, donde será bateado.
* * *
Desde que ocurrió la tragedia del News Divine, he leído y escuchado que Joel Ortega “es un buen policía.” Está claro que es apreciado por los líderes de opinión. Pero sus subalternos en la secretaria que encabeza cometieron gravísimos errores –19, contó la procuraduría del DF-- que le costaron la vida a doce personas. Tiene que irse, por dignidad.

Los errores y excesos de la policía capitalina, de la cual es jefe, están a la vista. Los videos son contundentes. ¿Habrá todavía quien dude que la fuerza pública capitalina es la responsable directa de la tragedia? ¿Habrá quien crea que de todas maneras se habrían muerto los jóvenes si los uniformados no taponan la salida del antro? Por supuesto que no.

Ayer corrió la versión de que Marcelo Ebrard anunciaría la renuncia del secretario, durante la decepcionante rueda de prensa que ofreció al caer la noche. Fue un borrego. Joel se queda, por el momento. Ya vimos que ni el PAN, ni el PRI van por él, mucho menos el PRD. Al presidente de la República, quien tiene facultades para removerlo, no lo quieren --¿o él no quiere?-- involucrar. ¿Qué dirá la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal? Es la investigación que vale, según Ebrard.
* * *
De muy poco le sirvió a Francisco Chiguil, jefe delegacional en la Gustavo A. Madero, llevar porra a su comparecencia en la ALDF. Fue obligado a solicitar licencia del cargo, a pesar de que la víspera dijo a los diputados que no renunciaría por voluntad propia, porque no iba a traicionar la confianza de quienes lo eligieron. Sus simpatizantes le gritaban el martes “¡No estás solo…!” El miércoles quedó claro que sí lo está. Chiguil no aguantó, y el pueblo no se levantó.
* * *
Otra de de Ramírez Stabros. El diputado potosino, aspirante a gobernador, no quiso entrar al salón de sesiones de la Permanente, en los momentos en que el pleno se aprestaba a dar el visto bueno a Mario Leal Campos, ex alcalde panista de San Luís Potosí, como embajador de México en Chile.

La votación se complicaba por las resistencias del PRD, que cuestionaba la trayectoria partidista y empresarial de Leal Campos. “¡Hay que ir a votar!” urgían al diputado. “¿Votar por quién? Yo por ese cabrón no voto. Cuando fue alcalde de San Luís le dio con todo al PRI”, repuso el ex dirigente del sindicato de pilotos. Ramírez no votó, pero el nombramiento fue aprobado.
* * *
Para Andrés Manuel López Obrador es “inaceptable” que la Comisión de Garantías y Vigilancia del PRD de por bueno el triunfo de Jesús Ortega en la elección para renovar la dirigencia nacional. El Peje lo manifestó en una de las múltiples reuniones que ha mantenido con Alejandro Encinas y su equipo, según versiones surgidas de la presidencia legítima.

La instrucción es empujar para que se declare la nulidad. El problema es que necesitan dos de los tres integrantes de Garantías y Vigilancia, algo así como el tribunal interno del PRD, para lograr el objetivo. Tienen el respaldo de Ernestina Godoy, presidenta, pero no logran convencer a Renato Sales de sumarse a la causa obradorista. La tercer integrante de la Comisión, Dolores de los Ángeles Nazares, es totalmente Ortega.

Los Chuchos interpretan la posición del legítimo como una advertencia de que se ira del partido, si Jesús sube a la presidencia del PRD. Están convencidos de que Sales no cederá a las presiones, pero sí lo hace, volverán a recurrir al TEPJF. Ortega ya dio el manotazo sobre la mesa por las presiones a los comisionados. No habrá más reuniones con Encinas, ni acuerdos fuera de los estatutos, declaró.

2 comentarios:

Anando dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anando dijo...

Lo que escucho en la calle es:
Ebrard debe renunciar.