Un chalán de lujo

No hace mucho escuché a un gobernador quejarse amargamente de la actitud del general a cargo de la región militar donde su ubica su estado. “Me quiere tratar como si fuera yo su chalán”, afirmó el mandatario. El militar no le toma las llamadas en los momentos en que consume sus “sagrados alimentos”, y cuando quiere ver al gobernador, le exige que sea “en cinco minutos…”.

El mandatario, obviamente, lo ha mandado a volar.

Estos hechos ilustran la escasa comunicación que, en algunos lugares de la República, existe entre los mandos militares que encabezan la lucha contra el crimen organizado, y las autoridades estatales. Son muestra también de mutua desconfianza

El asunto podría añadirse al archivo de anécdotas de la Nación, si no fuera porque riñas de este tipo dificultan aún más la ya de por si costosa guerra contra el crimen organizado. Queda claro que mientras subsista esta desconfianza, entremezclada con una absurda guerra de vanidades, no tendremos una política homogénea para combatir el narcotráfico, que ya se ha convertido en un problema de seguridad nacional.

* * *

El IFE le abrirá un proceso oficioso --algo así como una auditoria-- a Patricia Mercado por negarse a comprobar gastos por 5 millones de pesos. La ex candidata presidencial del otrora Partido Alternativa Social Demócrata y Campesina no ha presentado los comprobantes requeridos con el alegato de que no tiene confianza en la actual dirigencia del partido.

“Eso es un acto de rebeldía. Si tiene los comprobantes y no los presenta está claro que quiere golpear al partido, pero si no los tiene, deberá abrirse una investigación por desvío de recursos”, dice a este espacio Jorge Carlos Díaz Cuervo, presidente del Partido Socialdemócrata.

Al PSD, por cierto, lo van a multar por haber violado la famosa “tregua navideña” decretada por le IFE en diciembre 2005. El colima y Oaxaca difundió spots de sus candidatos “que no pudimos controlar”, admite Díaz Cuervo.

* * *

Andrés Manuel López Obrador ni se encarta ni se descarta para las próximas elecciones presidenciales. Es lo que dio a entender ayer en el programa El Show de Piolín por la Mañana, que se transmite en Los Ángeles, California, donde se encuentra de gira de trabajo para promover la película “Fraude” de Luís Mandocki, que se estrena el 10 de octubre en salas de cine de aquel país.


“Si en el 2012 hay condiciones y fundamentalmente soy aceptado por la gente, se vuelve a participar, pero si no soy el más indicado, si estoy desgastado, no me voy a aferrar”, aseguró el legitimo. ¿A quien apoyaría? Menciono al jefe de Gobierno, Marcelo Ebrard “o cualquier otro compañero

Durante el programa, de casi una hora, el tabasqueño fue cuestionado por el auditorio paisano no solo por su pasado priista o por mantener la “payasada” del gobierno legítimo, sino por los recursos que utiliza para mantener su fantasía.

“No tengo el propósito de enriquecerme. Si fuese corrupto ya me hubiesen hecho pedazos. Manejé 400 mil millones de pesos como jefe de Gobierno del DF, y vivo en un departamento. Una de las tantas mentiras que se dicen es que tengo residencia en una de las zonas más exclusivas de México, y no sólo eso, sino que tengo residencias en el extranjero…”, repuso.

Una y otra vez señaló que el gobierno legítimo subsiste gracias a lo que los simpatizantes depositan en la cuenta que el movimiento tiene en Banorte, y de las aportaciones de diputados y senadores del Frente Amplio Progresista. ¿Y el GDF no le ayudará con nada? Es pregunta.

* * *

¿Qué pasa en el Canal Judicial? Ya son reiteradas las quejas en contra su director general, Enrique Rodríguez Martínez, a quien acusan de actuar con prepotencia y de “sembrar miedo” entre los trabajadores. Desde su llegada, a mediados del año pasado, presume que ya son 19 los guillotinados.

Al correo de Arsenal llego copia de la carta enviada a los 13 ministros de la Corte por uno de los cesados, Julio de Jesús Fernández Talamantes, en la que denuncia el “clima de hostigamiento” en contra de los empleados que no pertenecen al equipo de Rodríguez. La carta tiene fecha del 21 de enero pasado, y las condiciones laborales en lugar de mejorar “han empeorado”.

* * *

Nos escribe don José González, uno de los tantos padres y abuelos preocupados por el país que van a heredar sus hijos y nietos, para manifestar su acuerdo con la reforma que pretende castigar a “secretarios mentirosos”, pero propone una adición a esta nueva Ley: que se incluya a diputados y senadores que cometan perjurio. Lo invite a que nos de su opinión sobre la inclusión de los legisladores.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Pues José González tiene razón!, seguro que millones de mexicanos quisieramos que los miserables diputados y senadores tambien rindieran cuentas!!!
Es desesperante la impotencia de ver a nuestros legisladores actuar como verdaderos payasos; siempre cuestionando a todo mundo, exigiendo cuentas pero jamas dando cuentas de sus actos. INTOCABLES, INFALIBLES, PERFECTOS, eso creen ser. Lo peor es poner el pais en manos de ellos para que cumplan sus más humedos sueños de intereses personales y partidistas.

este país esta en una crisis cada vez mas compleja, de seguridad, educación, salud, ética, corrupción, alimentación, energía, etc. HACIA DÓNDE VAMOS. Que nos espera cuando los encargados de resolver y organizar son ineptos y corruptos y para acabarla de joder, a la mayoría de los mexicanos en lo individual "nos vale madres!!" y por rencor al sistema seguimos actuando sin pensar en que seguimos disparandonos en un pie??

jose escalante

nikita dijo...

No estoy de acuerdo en que la desconfianza es mutua. Me parece que los militares tienen toda la razón al desconfiar de los políticos que aplican una política pública miserable y atienden sólo aquello que les implica maximización de su poder y tiempo en cargos públicos.
Ambos viven del erario público, pero es muy distinta su forma de contribuir al país. La gran mayoría de los militares regresan todo lo que pueden a la nación que juraron defender, por el contrario, una inmensa minoría de políticos hacen esto.
Los militares están en el frente, los políticos siguen hablando...